google-site-verification=mAdD1yxugm0ohkvnJiudXyF57mS2fM_yFvx4YjwIFWA
 
  • In Time

Técnicas de Growth Hacking para hacer crecer tu negocio


Con el Growth Hacking puedes hacer crecer tu negocio de modo exponencial. ¿Quieres saber cuáles son las estrategias que puedes implementar? Lee el artículo y descubre los consejos para su mejor implementación.


El Growth Hacking es útil para tener una visión de conjunto del negocio, y puede marcar la diferencia en las fases de activación, retención, revenue (ingresos) y referencias de una empresa, tanto si es una empresa emergente, una Pyme o una gran empresa.

Toda empresa tiene de hecho necesidad de crecer, y este tipo de mentalidad puede ser extremadamente útil precisamente porque se basa en la experimentación y, por tanto, en procesos ágiles y rápidos, y porque se orienta hacia un objetivo fundamental para cualquier tipo de negocios.


Definición de Growth Hacking


El Growth Hacking es una metodología de marketing que permite a una empresa aumentar rápidamente su base de usuarios a un coste mínimo a través de una serie de técnicas y estrategias que tienen como único objetivo el crecimiento de la empresa y, más específicamente, un crecimiento exponencial.


Según el planteamiento de Sean Ellis, padre fundador del Growth Hacking, este enfoque permite a las empresas probar nuevas soluciones a una escala reducida e invertir presupuestos solo si las pruebas dan resultados positivos. Esto hace del Growth Hacking una solución perfecta tanto para las empresas más pequeñas y con pocos recursos, como para las empresas emergentes (para las cuales ha nacido, de hecho) y las grandes empresas.


El embudo del Growth Hacking


Para identificar las técnicas y estrategias de más adecuadas para tu negocio, debes conocer a tu público de referencia y entender cuál es el recorrido que lo lleva a comprar lo que vendes.


Por ello, debes aplicar un embudo de ventas. En el marketing, el embudo de ventas es el proceso que guía al cliente potencial hasta la compra. Este recorrido empieza con el conocimiento de la marca y termina con la conversión, y puede incluir también actividades posteriores a la compra.


El embudo del Growth Hacking ha sido definido por Dave McClure y recibe el nombre de Embudo de los piratas porque tomando las iniciales de cada una de sus fases se forma el acrónimo AAARRR, palabra onomatopéyica que recuerda la expresión típica de los piratas en las historias para niños.


El Embudo de los piratas se subdivide en las siguientes fases:

  • Awareness (conocimiento),

  • Adquisición,

  • Activación,

  • Retención,

  • Revenue (ingresos)

  • Referral (referencias).

Veámoslas en detalle.

Awareness (Conocimiento)

En la fase más alta del embudo, debes convencer a tu público de referencia (visitantes) para que visiten tu sitio Web o descarguen tu app por primera vez. Las técnicas y estrategias de esta fase tienen como objetivo hacer que la gente reconozca la marca.


Adquisición


En la fase de adquisición, recopilas los datos de tus potenciales clientes mediante formularios y páginas de aterrizaje del sitio Web, RRPP digitales y actividades SEO fuera de la página. La métrica de referencia, aquí, es el tráfico que llega a tu sitio o tu app.


Activación


La activación se produce cuando un visitante realiza una gestión que crea una relación contigo: se suscribe a tu boletín, crea una cuenta, realiza una compra, etc. El objetivo de esta fase del embudo de Growth Hacking es activar a los visitantes y transformarlos en miembros.


Retención


En la fase de retención, el objetivo es convertir a un miembro en un usuario, en alguien que utiliza tu producto regularmente. Para mantener al usuario en tu base de usuarios, debes aprovechar la participación obtenida con las estrategias de Growth Hacking en las fases anteriores. La experiencia de usuario es fundamental en este paso del crecimiento: un usuario satisfecho carece de motivos para dejar de usar tu producto o tu app.


Referral (referencias)


En esta fase, los usuarios satisfechos de tu empresa se convierten en embajadores de tu marca: compartiendo con amigos y seguidores su satisfacción con tus productos y tu empresa, fomentan las visitas a tu sitio web y te permiten hacer nuevos clientes. Para el crecimiento de tu negocio, es fundamental aprovechar este vehículo de adquisición de clientes, que es eficiente y económico.


Revenue (ingresos)


Esta última fase del Embudo de los Piratas se centra en los resultados. El growth hacker analiza los datos y optimiza el embudo, dando prioridad a los canales y a las iniciativas de marketing que han dado los mejores resultados.


Optimizar el Embudo AAARRR


El Embudo de los piratas te proporciona toda la información que necesitas para establecer tus prioridades y adecuar en consecuencia tus actividades de Growth Marketing. Además te permite entender dónde estás perdiendo potenciales clientes.


Por ejemplo, si estás convirtiendo al 50 % de todos tus visitantes en miembros y al 50 % de todos los miembros en usuarios pero tu sitio web o tu app solo reciben 100 visitantes únicos al día, deberás mejorar las estrategias y técnicas de Growth Hacking en la parte más alta del embudo para obtener más visitantes.


Growth Hacking: cómo empezar


El objetivo principal del Growth Hacking es implementar estrategias eficaces para hacer clientes y mantenerlos el máximo tiempo posible.


Para comenzar a hacer Growth Hacking debes:

  • Comprender el producto.

  • Comprender la base de usuarios.

  • Razonar sobre el embudo de venta.

  • Simplificar la estrategia de marketing.

  • Establecer tus KPI (tus métricas fundamentales) y objetivos de crecimiento SMART.

Puedes poner en marcha tu plan de Growth Marketing con un pequeño presupuesto que luego irás aumentando a medida que empieces a obtener las primeras ganancias.

Recuerda: El Growth Hacking es un planteamiento creativo del marketing, porque no se limita a implementar las técnicas del marketing tradicional, sino que prueba ideas innovadoras, elaboradas a partir de las características de la base de usuarios y del embudo de ventas.

Técnicas y estrategias de Growth Hacking


Las técnicas de Growth Hacking te permiten llegar a un público amplio y dentro de tu campo de interés. Algunas estrategias se usan ya desde hace unos años y han demostrado desempeñar un papel de vital importancia en el crecimiento de las empresas modernas (ver Facebook, LinkedIn, Airbnb, Uber y tantas otras).


Un growth hacker puede combinar distintas técnicas y estrategias para alcanzar sus objetivos, como por ejemplo marketing por e-mail, SEO, marketing de contenidos, anuncios en redes sociales, marketing viral, colaboraciones, etc.


Las mejores estrategias de Growth Hacking son en realidad una mezcla de marketing, desarrollo, actividad proyectual, datos y análisis.


Veamos algunas técnicas y estrategias de Growth Hacking que podrías utilizar para hacer crecer en modo exponencial tu negocio.


1. Crear una lista de correo electrónico previa al lanzamiento


El marketing por e-mail es una excelente herramienta de Growth Hacking: tiene un coste de inversión bajo y un ROI alto (hasta el 4200%). No es solo el mejor canal para obtener contactos y conversiones, sino también para desarrollar poco a poco la relación con la base de usuarios.


Entre las mejores prácticas del marketing por e-mail está la segmentación de la base de datos de contactos para enviar campañas de e-mail personalizadas. Mediante esta estrategia, puedes crear una lista a la que enviar noticias de pre-lanzamiento de nuevos productos y funciones de tu empresa.


Esta táctica de Growth Hacking te permite crear expectativas en torno a un evento importante para tu negocio, y adquirir así clientes potenciales incluso antes de lanzar al mercado tu novedad.


Para usar esta estrategia y hacer crecer tu actividad, debes contar con un proveedor de marketing por e-mail fiable, con altas tasas de entregabilidad.

¿Quieres mejorar tu entregabilidad? Ponte en manos del equipo de expertos de In Time y utiliza el servicio Deliverability Suite para potenciar al máximo tus capacidades de entrega

2. Una estrategia de marketing de contenidos basada en el feedback de los clientes


Para hacer desear lo que vendes, debes conocer bien tu base de usuarios, entender qué problemas quiere resolver y mostrar de forma indiscutible que tu producto es la mejor solución posible.


El marketing de contenidos y la SEO son estrategias fundamentales del marketing digital y lo son también en el Growth Hacking, solo que aquí el punto de partida no es el producto, sino el feedback de los clientes.


Esto significa que debes crear contenidos de valor, que puedas compartir, que tu público encontrará en el momento en que los necesite, y que leerá con interés porque le ayudan a resolver su problema.


Haz que tus contenidos se hagan virales apelando a las emociones de los usuarios, aprovecha el formato de vídeo siempre que sea posible (crea tutoriales, por ejemplo) y usa los ganchos adecuados para atraer a las personas a tus páginas de aterrizaje.


3. Usar el marketing de influencer

Colaborar con los influencer de las redes sociales en las que se reúne tu público es un excelente hack de crecimiento. Los influencer con más de 50 000 seguidores te ayudan a atraer a personas que no te conocen (estamos en la fase más alta del embudo). Los micro-influencer de un nicho relacionado con tu negocio, en cambio, te permiten trabajar hasta llegar a un público menos amplio pero mucho más definido como objetivo.


El marketing de influencer con los más grandes te permite llegar a un enorme público, pero si tu empresa todavía está empezando y no cuentas con grandes presupuestos, los micro-influencer serán tu salvación.


4. Navegar las tendencias


Para que tu Growth Hacking tenga éxito debes cultivar un planteamiento creativo del marketing y adaptarte rápidamente a las novedades del sector. Las nuevas tendencias representan una oportunidad de visibilidad única. Identifícalas mientras están todavía en una fase inicial y navega las tendencias, creando y compartiendo contenidos específicos y adaptando a ellas tu comunicación.


La tendencia puede ser incluso una nueva red social. Sin embargo, en ese caso, antes de lanzarte a una nueva aventura, asegúrate de que tus potenciales clientes estén realmente allí.

5. Crear un programa de referencias


Es una estrategia de Growth Hacking que te permite ampliar tu base de usuarios con un coste inferior al proceso estándar de adquisición de clientes.


Para desarrollar tus estrategias de marketing de referencias, crea un sistema de incentivos que estimulen a tus clientes a hablar de ti a amigos y seguidores. El incentivo, generalmente, es una ventaja como un descuento, una oferta exclusiva, un reembolso, etc.

El marketing de referencias te permite tener un flujo constante de nuevos usuarios en tu plataforma cuyo valor de tiempo de vida supera en un 16 % al de los clientes de otras procedencias.


Otras técnicas de Growth Hacking que puedes usar son:


6. Conquistar mercados adyacentes.

7. Publicar entradas de invitados e invitar a tu blog a expertos con muchos seguidores.

8. Usar plataformas como HARO (Helping A Reporter Out) para entrar en contacto con periodistas y oficinas de prensa.

9. Crear un sistema de afiliaciones.

10. Hacer Broken Link Building (Reconstrucción de enlaces rotos).


Herramientas para Growth Hacking


Hemos visto algunas técnicas y estrategias útiles para hacer crecer rápidamente y a un coste reducido un negocio. Pero, si quisieras empezar hoy mismo a hacer Growth Hacking ¿qué herramientas podrías usar?


La Web pone cientos de soluciones a tu disposición, solo tienes que elegir las herramientas idóneas a tus necesidades y, obviamente, a tu presupuesto.

Veamos algunas:

  • Google Optimize: una herramienta para la prueba A/B.

  • Instapage: una herramienta para crear páginas de aterrizaje.

  • Expande: una herramienta para automatizar las actividades de Growth Hacking en LinkedIn.

  • Sumo: te permite colocar en tu sitio Web banner y otros objetos para inscribir a más personas en tu lista de destinatarios.

  • Zapier: es una herramienta que conecta entre sí más de 1000 app y herramientas de marketing para automatizar tus flujos de trabajo.

  • Landbot: una herramienta para crear en pocos pasos tu chatbot.

  • Hotjar: una herramienta para obtener mapas de calor.

  • Hunter.io: una herramienta para encontrar la dirección e-mail de empresa de un profesional al que quieras contactar.

Son excelentes las herramientas gratuitas para hacer Growth Hacking que Google ofrece:

  • Analytics

  • Tag Manager

  • Data Studio

  • Google My Business

  • YouTube

  • Meet

Como ves, comenzar a hacer Growth Hacking es solo cuestión de elegir entre las muchas herramientas y técnicas que puedes utilizar – y no necesitas un gran presupuesto. No olvides tener la mente siempre abierta y reactiva y experimentar cada idea antes de implementar tu hack de crecimiento.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo